Agenda

Dic
7
Sáb
Presentación de libro con autor: «Pinos y Penas», Carlos Tarazona @ Biblioteca
Dic 7 a las 18:00

"Pinos y Penas", se presenta el 27 de diciembre en VillanúaCarlos Tarazona tras darnos a conocer «Borregueros. Desde Aragón al Oeste americano», regresa a la Biblioteca de Villanúa para presentarnos otra obra suya, «Pinos y Penas». Un libro que profundiza sobre las consecuencias de la reforestación del siglo XX en la provincia altoaragonesa, tomando como base los resultados de una investigación sobre la política forestal realizada en la provincia de Huesca.

La presentación será el 7 de diciembre, a las 18.00 h., con entrada gratuita y libre, hasta completar aforo. En la misma, Tarazona desvelará cómo entre 1941 y 1971, el organismo Patrimonio Forestal del Estado compró en la provincia de Huesca, sobre todo en el territorio prepirenaico, más de un centenar de montes que incluyeron hasta 94 pueblos y pardinas que quedaron deshabitados. Se repoblaron unas 120.000 hectáreas, quedando la provincia de Huesca en segundo lugar a nivel nacional entre las más afectadas por estos trabajos.

A través de casi 1.000 páginas, el libro refleja los resultados de una investigación sobre la política forestal aplicada por el Patrimonio del Estado en la provincia de Huesca, narrando el proceso de compra del centenar de pueblos o pardinas, cómo sus vecinos tuvieron que irse tras vender sus propiedades, o en el menor de los casos, tras ser expropiados, y cómo estos lugares sirvieron de albergue a algunos de los trabajadores que reforestaban los montes, un trabajo duro, en muchas ocasiones realizado por vecinos de pueblos del territorio para obtener unos ingresos extras, por la labor de cavar hoyo tras hoyo y plantar miles de pinos, además de otras especies de árboles.

En la obra se presta especial atención de la Garcipollera, ejemplo que tenemos bien cercano a Villanúa, pero en el libro se analizan más de 90 pueblos, aldeas y pardinas. Según el autor, el título se debe a que «una vez plantado el pino, el capataz hacía la prueba final: tiraba del árbol, y si lo arrancaba, multaban al trabajador», explica Carlos Tarazona.