La San Silvestre de Villanúa es una carrera-fiesta con la que la localidad despide cada 31 de diciembre el Año Viejo y da la bienvenida al nuevo, en un ambiente desenfado, divertido, deportivo y jovial. La cita se ha convertido en la segunda carrera de fin de año más importante de Aragón, tras la de Zaragoza, en cuanto a participación, reuniendo en 2016 a 1.500 corredores.

La prueba reúne, principalmente, a familias y grupos de amigos, ya que se trata de un recorrido sencillo, sin apenas dificultad, son 3 Km., con un itinerario prácticamente llano, con salida y meta en el Polideportivo y atravesando el Casco Histórico de la localidad. El carácter familiar de la carrera se ve favorecido por el precio de la inscripción, de 7 euros para los adultos y gratuita para el público infantil.

El objetivo de la carrera es más festivo que deportivo, y ello se ve favorecido por el divertido concurso de disfraces en carrera, en el que participa el 80% de los corredores, tanto de manera individual como en grupo, ya que hay disfraces en los que participa toda la familia o grupo de amigos. Existen dos categorías de premios, la de la carrera y la de disfraces, que se complica en cada edición debido a la originalidad de los disfraces: los telesillas y arrastres de Candanchú, astronautas, latas de cerveza, paquetes de regalo, el tren Canfranero, supehéroes, personajes de cuentos… Cada edición es una continua sorpresa.

Turismo Villanúa ya está trabajando en la edición de la San Silvestre 2018 y próximamente ampliaremos toda la información.

Información relacionada: