José Miguel Sierra es el presidente de la Federación Aragonesa de Basket desde hace una década y vicepresidente de la Federación Española desde 2016. Al frente de la organización regional ha trabajado intensamente para potenciar el deporte base y la tecnificación desde las edadas más tempranas. Fruto de ello es el convenio de colaboración que firmaron la Federación y el Ayuntamiento de Villanúa el pasado año para promocionar el baloncesto y potenciar la tecnificación deportiva en el medio rural. Villanúa es sede desde hace varios años de los Campus de Tecnificación y los Campus de Baloncesto Ibercaja, que se han celebrado durante el mes de julio, y que han atraído a la localidad a cientos de jóvenes jugadores.

¿Qué valoración hace del desarrollo, hasta el momento, del convenio de colaboración que el Ayuntamiento de Villanúa y la FAB firmaron el pasado año?

Nuestra valoración es muy positiva. Ambas partes estamos cumpliendo nuestros compromisos y los objetivos de fomentar la práctica del deporte y sus valores y reforzar el conocimiento de las condiciones que reúne Villanúa para albergar actividades formativas y deportivas.

¿Qué ofrece Villanúa a la FAB que no ha encontrado en otros lugares de Aragón en los que también ha desarrollado campus de promoción y tecnificación?

Villanúa es una localidad idónea para la práctica del deporte por muchos motivos, entre ellos, su ubicación, en pleno Pirineo, su clima, entorno…, sin olvidar, los Albergues, que gestiona Alicia y su trato personal hacía nosotros, la calidad de la comida, la buena acogida de la gente de la localidad y de su Ayuntamiento y su alcalde, Luis Terrén.

La FAB está en Villanúa desde hace diez años ¿se puede decir que es un matrimonio bien avenido?

Pues yo diría que sí, y que cada año lo es más, porque ya comenzamos a tener una relación más personal, que va más allá de lo meramente institucional, y eso hace que exista más confianza y que trabajemos en las distintas actividades que organizamos de forma conjunta.

¿Cuál es la respuesta que observan en los alumnos y alumnas que participan en los campus de Villanúa? ¿Qué es lo que más valoran de su estancia en nuestra localidad?

A nivel deportivo en Villanúa podemos entrenar más y mejor porque el clima nos lo permite, sobre todo por la tarde. También podemos descansar mejor porque por las noches refresca y eso es vital en un Campus en el que los chicos y chicas entrenan tres horas diarias, hacen actividades de ocio, piscina, tirolinas… Sin olvidar que se desenvuelven todo el día al aire libre y rodeados de un entorno espectacular.

¿Cuáles son las principales problemas con los que se encuentran cada año para organizar los campus de tecnificación? Movilizar a tantos niños y niñas no debe ser una tarea sencilla.

La verdad es que después de treinta años organizando los Campus de Baloncesto de Verano a estas alturas se puede decir que la experiencia es un grado, aunque siempre analizamos y estudiamos en que aspectos podemos mejorar. Además tenemos la suerte de contar con un cuadro técnico y humano inmejorable, algo que es clave, que dirige desde que se inicio la actividad Antonio, el director de los Campus.

¿Las instalaciones que ofrece Villanúa son suficientes para el desarrollo de sus actividades? Llegado el caso, ¿de qué manera se podrían mejorar los servicios que ofrece nuestra localidad?

Nosotros estamos muy contentos con las instalaciones que nos ofrece Villanúa y su Ayuntamiento. El pabellón, una piscina de verano espectacular, el Parque Aventura el Juncaral y las pistas exteriores de la zona deportiva, más desde que el año pasado el Ayuntamiento renovó el suelo. Es cierto que nos gustaría disponer de una pista más cubierta, pero nos arreglamos muy bien y estamos muy contentos en Villanúa.

¿Cuál es el estado de salud del baloncesto aragonés? ¿Podemos decir, a tenor del nivel de los jugadores que vienen cada año a Villanúa, que el futuro está asegurado?

Lo que ocurre cada verano en Villanúa, con más de 650 chicos y chicas en los Campus, es una buena muestra de la gran afición que existe en nuestra Comunidad por el baloncesto, un deporte que no para de crecer y que supera las 16.000 licencias en Aragón.

¿Cuáles son los proyectos de futuro de la FAB? ¿Contemplan la posibilidad de reforzar su presencia en Villanúa?

Este año y dentro del convenio de colaboración hemos organizado un Torneo 3×3 en Villanúa, que se ha jugado en el polideportivo, en la Plaza Mayor y en las pistas exteriores, con la participación de 250 jugadores y jugadoras. Hemos organizado también de forma conjunta con el Ayuntamiento de Villanúa una actividad formativa para entrenadores, una charla mujer, deporte e igualdad. Y estamos abiertos a organizar más actividades, aunque alguna de ellas, como torneos Nacionales o Internacionales, en estos momentos no son posibles porque sería necesario un polideportivo con más pistas y suelo de parqué.