Es la primera ocasión en la que la biblioteca recibe el galardón principal, dotado con 10.000 euros, en competencia con otros 527 proyectos procedentes de toda España.

Miriam Julián, bibliotecaria de Villanúa, ha recibido este miércoles en Madrid, en compañía del alcalde de la localidad oscense, Luis Terrén, y de la concejal de Cultura, Ana Etxabe, el primer premio del concurso de animación a la lectura María Moliner para municipios de menos de 50.000 habitantes, que convoca anualmente el Ministerio de Cultura y Deporte. Al acto, celebrado en la sede de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), han asistido el secretario general de Cultura y Deporte, Víctor Francos, la directora general del Libro y Fomento de la Lectura, María José Gálvez, y el secretario general de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), Carlos Daniel Casares Díaz.

La biblioteca logró con su proyecto “Villanúa, la @VillaLectora” la máxima puntuación (87 puntos) entre los 527 proyectos que concurrieron a la edición de 2021, de los cuales solo 10 han logrado una subvención de 10.000 euros, que es la máxima cantidad con la que está dotado el galardón. Otros 360 proyectos también serán subvencionados con cantidades inferiores. Aunque la Biblioteca ya fue premiada en cinco ediciones anteriores, ésta es la primera vez que se hace con el premio principal.

Miriam Julián, bibliotecaria de Villanúa, interviene tras recibir el premio por parte del Ministerio de Cultura y Deporte.

Luis Terrén se ha mostrado “orgulloso de representar a Villanúa y recoger las felicitaciones de todo el mundo por ser el proyecto mejor valorado en esta edición”. Según ha señalado el alcalde, “durante todo el evento se ha hecho mucho hincapié en nuestro proyecto, todos los presentes lo conocían, lo que indica el alto grado de reconocimiento que hemos recibido”. Los 10.000 euros con los que está dotado el galardón serán destinados a adquisición de libros y material para la biblioteca, así como para la organización de actividades de dinamización de la lectura.

El proyecto “la @VillaLectora” pone a Villanúa en el mapa de las letras

El proyecto “la @VillaLectora” consta de diversas actividades que buscan un único propósito: llenar de letras el mundo entero desde Villanúa, un pueblo de montaña de 400 habitantes en pleno Pirineo aragonés. Siguiendo la máxima de pensar en global desde lo local, la cultura se utiliza como una herramienta de cambio. A través de su biblioteca, que cuenta con más de 1.400 socios/as entre autóctonos, veraneantes y vecinos de poblaciones cercana, este proyecto ha adquirido una dimensión extraordinaria, que no ha pasado desapercibida en el resto del país.

Noticia relacionada: La Biblioteca de Villanúa obtiene la puntación más alta en el concurso de animación a la lectura María Moliner del Ministerio de Cultura

Se trata de un proyecto colaborativo e intergeneracional, creado por, con y para todas las personas. Consta de tres líneas de trabajo básicas: dinamización, visibilización y cohesión. El objetivo es tener una biblioteca viva que crezca, cambie y se adapte según las necesidades e intereses de quienes la viven, prestando atención a todas las esferas, desde las micro a las macrosociales, de lo físico a lo digital, para los de cerca y para los de lejos.

Foto de familia con todos los premiados.

Como señala Miriam Julian, desde que se abrió el centro hace seis años “hemos invertido mucho tiempo y esfuerzo para crear una biblioteca viva, innovadora y en la que cada persona sienta que es partícipe y encuentre su espacio, la haga su hogar. Por eso, nuestro proyecto está creado por y para todos y es posible gracias a cada persona que ha colaborado, que ha leído y que lo ha soñado”. En este tiempo la Biblioteca ha generado unas valiosas dinámicas de trabajo y de dinamización de la lectura a través de proyectos como el premiado por el Ministerio de Cultura, el reto lector, la Feria del libro, la Casa de los Cuentos, los Libros que caminan o el concurso de relatos cortos y haikus.

Los 10 proyectos mejor valorados en esta edición del Premio María Moliner han sido (por orden de puntuación):

  • Villanúa (Huesca) por el proyecto «Villanúa, la @villalectora».
  • Chapinería (Madrid) por el proyecto «Buscando la fórmula: (I+I) x (C+C)=B;(Información+Innovación)x(Colaboración+Creación)=Biblioteca».
  • Caudete (Albacete) por el proyecto «La biblioteca de Caudete, una biblioteca en(red)ada para ti».
  • Grove (Pontevedra) por el proyecto «La biblioteca, un punto de apoyo para la comunidad».
  • Torreperogil (Jaén) por el proyecto «Libros a la calle».
  • Piornal (Cáceres) por el proyecto «A ras de cielu».
  • Tabernas (Almería) por el proyecto «Contigo siempre».
  • Santa Cruz de Bezana (Cantabria) por el proyecto «Poesía y ecología en las bibliotecas de Bezana».
  • La Vall d’Uixó (Castellón) por el proyecto «Biblioteca social y participación ciudadana».
  • Tortosa (Tarragona) por el proyecto «Biblioteca Confin(T)ada, endulzando la lectura».