El Ayuntamiento de Villanúa aprobó este miércoles en sesión plenaria, con los votos favorables del PSOE y la abstención del PP, el presupuesto para 2023 que asciende a 3.730.000 euros, a los que hay que añadir los 512.000 euros de presupuesto de la empresa municipal Turismo Villanúa. La suma de ambas cifras alcanza los 4.424.000 euros, lo que supone el presupuesto más alto de la historia de Villanúa.

El Ayuntamiento de Villanúa tendrá en 2023 el presupuesto más alto de su historia gracias a las importantes subvenciones recibidas en los últimos dos meses procedentes de fondos europeos a través del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia. Una de ellas, por importe de 716.167 euros, irá destinada a la renovación de todo el alumbrado urbano del municipio; y la otra de 218,166 euros, servirá para mejorar la eficiencia energética del Albergue Municipal.

Además se ha sumado en las últimas semanas una subvención por valor de 300.000 para la construcción de un nuevo edificio de recepción de visitantes en el Ecoparque El Juncaral, uno de los destinos turísticos más importantes de Villanúa. Estas partidas han permitido incrementar el presupuesto municipal respecto al de 2022, que había sido hasta ahora el más elevado en la historia de la localidad, en 1.525.447 euros.

Noticia relacionada: Villanúa recibe una subvención de 716.167 euros para la renovación del alumbrado urbano

Luis Terrén, Alcalde de Villanúa, indica que “las subvenciones logradas durante este año son el resultado de un importante trabajo administrativo; los proyectos han sido muy bien trabajados desde la parte técnica pero también se ha valorado el hecho que se trata de proyectos que aportan soluciones interesantes a problemas reales de nuestra comunidad”.

Junto a estos tres proyectos, que cuentan con aportaciones de diferentes administraciones, el presupuesto aprobado incluye también otras inversiones de calado en diferentes puntos de la localidad y que se realizarán íntegramente con recursos propios. Al Espacio Sarrios se destinarán 99.000 euros para su ampliación como sala de usos culturales y ocio juvenil, y la adecuación de baños y calefacción. De esta forma se pretende resolver un déficit en instalaciones para este segmento de la población de Villanúa.

Por otro lado, se contempla una partida de 240.000 euros para el inicio de la urbanización de la futura zona industrial de la localidad, en la que se ubicará la nueva depuradora y el Punto Limpio; y la urbanización de una nueva zona residencial con la que el Ayuntamiento quiere responder a la importante demanda de vivienda en la localidad.

El plan del municipio es crear en este suelo mediante sistema de enajenación 17 parcelas que se destinarán por subasta a demandantes de primera residencia. Estas dos actuaciones son determinantes para avanzar en el reordenamiento estratégico del suelo urbano del municipio de acuerdo a las necesidades económicas y sociales actuales de la localidad, una de las prioridades del equipo que dirige Luis Terrén.

Villanúa adquirirá también una barredora víal por valor de 100.000 euros. En total se destinarán 2.041.000 euros al capítulo de inversiones durante 2023. Terrén destaca que esta partida “recoge todas las necesidades del municipio para afrontar el futuro con garantías. Se potencia la zona industrial y se buscan soluciones a una demanda cada vez mayor de primera residencia”. En este sentido el Alcalde de Villanúa subraya que las inversiones “se reparten por todo el municipio”, una circunstancia que no es menor en una localidad que tiene una extensa zona urbana que supera las 105 hectáreas.