Después de dos años de paréntesis por la pandemia, Villanúa vuelve a albergar una de sus citas culturales con mayor tradición y popularidad. El Festival de Música y Arte en las calles, que se va a celebrar desde este jueves 28 hasta el sábado 30, amplía su catálogo y se convierte en multidisciplinar con poesía, danza clásica, artes plásticas, magia y narración oral.

Villanúa volverá a convertirse desde este jueves hasta el próximo sábado en un gran escenario cultural. Sus calles y plazas recibirán a artistas procedentes de diversos puntos de España y también de otros países como Argentina y Ucrania en la undécima edición del clásico Festival de Música en la calle, que este año se transforma en una muestra disciplinar con la incorporación de otras manifestaciones artísticas como la poesía, la danza clásica, la magia o la pintura.

Miariam Julián, directora del Festival, destaca que este año “hemos apostado por crear un espacio no solo para la música sino también para la danza contemporánea, la magia y la poesía; y a la Calle Mayor la hemos renombrado la Calle del Arte. Y hemos creado también el Callejón Clandestino, donde se podrán ver pequeños espectáculos, como los de magia o los recitales de poesía muy de cerca, de tal modo que se estreche la relación entre el artista y el espectador”.

Noticia relacionada: Villanúa lanza este sábado un nuevo festival musical: La Selva Sonora

El Festival se había caracterizado hasta el momento por ser un lugar de encuentro en torno a la música. Los bares, las plazas y las calles de Villanúa se inundaban de grupos habituados a tocar en estrecho contacto con el público, generando dinámicas de convivencia y de fiesta que pronto se convirtieron en la seña de identidad del evento. Una apuesta por la música popular, sin que eso fuera en detrimento de la calidad.

De hecho, no hay que olvidar que todos los artistas que van a estar en Villanúa han pasado previamente por un proceso de selección por parte del comité artístico del Festival. Ahora, con la incorporación de nuevas expresiones artísticas, se quiere potenciar ese clima de encuentro pero abriéndolo a nuevas experiencias y oportunidades para los creadores. En total se han programado cerca de 40 actuaciones e intervenciones artísticas a lo largo de los tres días de duración del Festival.

Este año destaca la presencia de La Salamanquera y Mama Bora, grupos procedentes de Argentina. También la bailarina profesional ucraniana, Iryna Adzhygabulova. Igualmente estarén en Villanúa el músico zaragozano Pau Depablo, que acaba de ganar el premio a la Mejor Propuesta Joven del Popyrock, o el pintor de origen chileno El Yako, que ha cerrado con gran éxito de público una retrospectiva dentro del Festival Núcleo de Jaca.

Miriam Julián tiene claro que se trata de “uno de los festivales de música más esperados del verano pero necesitábamos completarlo con nuevos espacios artísticos”. El Festival ha programado actuaciones simultáneas en diferentes puntos de la localidad. Los horarios serán: 13:00, 19:00, 20:00 y 21:00. Las actuaciones serán de 45-50 minutos de duración y a la misma hora tocarán varios grupos en diferentes puntos emblemáticos del municipio.